Formación Regresar

Cuidados de la piel para personas con discapacidad física

Cuidados de la piel para personas con discapacidad física

Una persona con discapacidad física que se encuentre la mayor parte de su tiempo en cama, puede llegar a causar riesgos en el sistema muscular y óseo; el aparato circulatorio, el sistema digestivo y la piel. En este artículo vamos a dar una serie de consejos para cuidar la piel.
Debido a la inmovilidad, pueden aparecer lesiones cutáneas y escaras. Para esto se recomienda mantener la piel hidratada y nutrida y seguir un protocolo de cambio postural.

Podemos implementar estas recomendaciones para la prevención de lesiones cutáneas y úlceras:

Realiza un cambio postural cada 2-3 horas, para cambiar los puntos de apoyo.
Hidrata de forma intensa la piel.
Vigila la ropa de la cama y de la propia persona: que esté siempre seca, limpia y sin arrugas.
Existen también ayudas dinámicas como son los colchones anti-escaras que ayudan a reducir este riesgo.

Recuerda siempre consultar con el médico de cabecera para propiciar las condiciones óptimas para las personas con discapacidad.


image_1